Vendedores informales tratan de sobrevivir en la pandemia

A pesar de los operativos que se han realizado por parte de la Secretaría de Gobierno para recuperar el espacio público; los vendedores informales tratan de sobrevivir en la pandemia.

Diario de Cundinamarca habló con trabajadores informales de la calle 13; entre carreras ocatava y novena. Los cuales manifestaron estar “Bajo todos los protocolos de bioseguridad”. Además; de estar buscando las alternativas para establecer una mesa de trabajo con la administración municipal.

Sin embargo, Sebastián Salázar, presidente de la Subdirectiva Sindical de la Unión General de Trabajadores Informales; afirmó que “La pandemia ha agudizado la condición de vulnerabilidad de los vendedores informales en Soacha”

Además “Desde la administración, las disposiciones han sido prácticamente nulas. Hubo unos mercados que alcanzaban para una semana. Después de eso; han brillado por su ausencia”. Resaltó Salázar.

Por otra parte, este medio conversó con el Secretario de Gobierno Danny Caicedo; quien enfatizó en que “Se han organizado a los vendedores informales que sí cumplen con la condición de vulnerabilidad”

Aunque, mientras eso ocurre, los operativos de recuperación del espacio público por parte de la Alcaldía de Soacha se siguen efectuando. Debido a esto; los vendedores denunciaron que “Ha sido una constante la persecución ante estas personas vulnerables. Y si era inoportuno hacerlo antes de la pandemia; ahorita mucho más”.

Por otro lado, Caicedo, habló al respecto. Considerando que “Hay una población que también por seguridad me exigen que yo recupere el espacio público que se está usando mal”. Ante esto, el presidente de la UGTI afirmó que “Se presentó un derecho de petición que condicionaron y aún no han respondido”.

Debido a este ‘Rifi Rafe’ que parece no tener solución; los vendedores informales de las diversas asociaciones del municipio establecieron un protocolo de bioseguridad.

“El cual, gestionamos nosotros mismos como sindicato. Además de hacer pedagogia en los vendedores; para que porten su alcohol, su tapabocas, careta, guantes y gel antibacterial.“. Puntualizó Sebastían Salazar.

Adicionalmente, mientras los vendedores informales tratan de sobrevivir en la pandemia; desde la Secretaría de Gobierno, se afirmó que “En Septiembre iniciará el censo. Y como alcaldía; jamás vamos a permitir que se vulneren los derechos de nuestros vendedores.

Pero, también hizo énfasis en que; “Obviamente; los que realmente están en situación de vulnerabilidad. Y mientras esté el Covid-19, la bioseguridad será totalmente necesaria”.

Mientras tanto; la UGTI y varias organizaciones de trabajadores informales esperan que “El derecho al trabajo prevalezca. Además de ser tenidos en cuenta por la administración; para algo más que ser perseguidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *