Instituto Pedagógico de Soacha responde a las acusaciones

Desde hace varios días, Diario de Cundinamarca y varios medios del municipio conocieron una serie de denuncias en contra de un colegio privado; ubicado en Ciudad Latina, en la comuna 1 de Soacha . Por eso, el Instituto Pedagógico de Soacha responde a las acusaciones.

Yessy Acosta, docente de educación preescolar le denunció a Diario de Cundinamarca, una serie de presuntas irregularidades ocurridas en el Instituto Pedagógico de Soacha de las cuales manifiesta ser víctima.

Pues, según ella “He sufrido constantes episodios de acoso laboral por parte de las directivas de la institución. Además, tampoco he recibido mis pagos. Es decir, firmé contrato en febrero y solo he recibido un sueldo, nada más“.

Por otra parte, según ella, “También me han bloqueado la plataforma Asisto que es donde yo realizo mis trabajos con los estudiantes. E incluso varios padres de familia me han mostrado su apoyo”.

Sin embargo, la profesora Yessy afirma que “Han hecho reuniones para poner a padres de familia y docentes en mi contra y no han entendido mi estado de salud

Esto, haciendo referencia a una caída que sufrió poco antes de iniciar la pandemia al interior de la institución. La cual, según ella “Me ha generado múltiples dolores y quebrantos de salud en mi columna. Además no tengo ni ARL ni EPS para que me atiendan”. Finalizó Acosta.

Debido a la gravedad de estos señalamientos y a una serie de audios, pantallazos y demás presentados por la docente venezolana, Diario de Cundinamarca confrontó las versiones con las directivas de la institución y se comunicó con el plantel educativo.Por eso, el Instituto Pedagógico de Soacha responde a las acusaciones.

“Lo primero que hay que decir, es que a las y los docentes se les adeuda dos meses de sueldo, con julio serían tres. Pero, debido a la pandemia, no podemos acosar a los padres de familia para que cancelen los costos” Afirmó Fernando Medina, director administrativo del Instituto Pedagógico de Soacha.

Adermás, enfatizó en que ” Teniendo en cuenta esta situación, y la cantidad de estudiantes extranjeros que tenemos; decidimos promediar y hacer un cobro de $400.000 por estudiante. Esto incluye la matrícula y los 10 meses de pensión. E incluso, los padres y madres de familia pueden cancelarlos en cuotas para su mayor comodidad; entendiendo esta situación para la que nadie estaba preparado”.

Sin embargo, Medina confirmó que “Esto, sumado a que estamos esperando desembolsos de la Secretaría de Educación respecto al tema de convenios; hace que tengamos ciertas dificultades. Por esto, nosotros hablamos con los 17 maestros, los cuales entendieron y aceptaron nuestros acuerdos de pago. El cual habla de que antes del 31 de el presente mes se cancelaría la totalidad de los salarios con todos los maestros”. Esto, haciendo referencia al otro sí contractual que se le ofreció a los educadores; teniendo en cuenta los decretos presidenciales.

Aunque, Medina afirmó que “Todos, aceptaron las condiciones entendiendo la situación y esto lo hicimos para no prescindir de sus servicios ni perjudicar a los estudiantes. Pero, la profesora Acosta, no quiso aceptar estas condiciones de pago”.

Mientras que, respecto al tema de la plataforma de Asisto, utilizada por los maestros para impartir sus clases; efectivamente hubo un bloqueo. Pero, “Esto se hizo debido a un requerimiento que nos hizo la Secretaría de Educación por una queja interpuesta por un padre de familia en contra de la maestra. Por eso, se le notificó que se le bloquearía la plataforma mientras la gente de Asisito; (contratista encargado de la plataforma) nos generaba un informe de lo que había realizado la docente”; argumentó el director administrativo de la institución.

Debido a esto, Diario de Cundinamarca constató el informe enviado por Asisto y la queja del padre de familia; “Pues mientras los demás maestros hacen 2 y 3 vídeos por día, de casi una hora e incluso más; la maestra Acosta hacía un vídeo de menos de media hora al día. Por eso fue la queja del papá”; afirmó el señor Medina.

Por último, Luis Canossa, abogado de la institución resaltó que “Respecto al tema de la EPS y las demás prestaciones; por ley nosotros no podemos incumplir esto. Desconocemos el motivo para que no la atiendan en su entidad de salud. Nosotros, como empleadores, hemos cumplido mes a mes con los pagos de todas sus prestaciones de ley.”

Por otro lado, también enfatizaron las directivas de la institución que “La maestra Yessy creó un grupo de WhatsAap con algunos padres de familia para hablar temas que aún desconocemos. Pues lo hizo sin autorización. Y no solo eso, nosotros hicimos llamadas aleatorias y más del 90% de los padres tenía reparos en el modo de trabajo de la profesora. Es decir aquí nadie pone a ningún papá en contra de algún docente.”

Adicionalmente, el director administrativo concluyó con que ” Aquí es la primera vez que un maestro manifiesta sentirse acosado. Sabemos de su incidente de salud, pero tuvimos una reunión a las 2:00 p.m el jueves 9 de julio para subsanar esos temas, pero la maestra decidió no asistir por un compromiso médico que tenía en Soacha a las 17:35 p.m. Eso nos dice mucho de sus deseos de trabajar”. Del mismo modo, manifestó que la profesora ya habpia tenido que ser cambiada de grupo por varias quejas de padres de familia respecto a su desempeño.

Por su parte, Diario de Cundinamarca después de escuchar las dos versiones constató la documentación presentada por la institución y testimonios de 7 maestros más; los cuales avalaron la versión de las directivas. Mientras que en el Fosyga, la docente aparece activa. Sin embargo, ella ha manifestado haber sido incapacitada y altamente médica con Tramadol debido a sus dolores originados según ella, por la caída sufrida.

Y concluyó diciendo que ” En inspección educativa, me dijeron que ya habían pagado los convenios, y que pusiera las quejas con MinTrabajo y en ese trámite estoy”, puntualizó la docente. Mientras que Instituto Pedagógico de Soacha responde a las acusaciones y manifiesta llegar hasta instancias legales si es necesario; pues consideran que buen nombre se está viendo afectado.

One thought on “Instituto Pedagógico de Soacha responde a las acusaciones”
  1. Si la educacion publuca esta en crisis por temas económicos y de proceos, En este país ser docente de un colegio privado es denigrar la profesión docente, a un licenciado le ofrecen menos de un salario minimo, con jornadas laborales extendidas, si llega a la casa tienes que seguir trabajando, si te enfermas no tiene derecho a tomarte una incapacidad, los padres de familia y estudiantes en ocasiones trapean el piso con el docente sin medición de las directivas del colegio porque se vuelve mas importante mantener el cupo del estudiante que la salud emocional física y economica de los docentes. En apoyo a la docente. Perjudicada ponen a los docentes mas arrodillados a dar declaraciones a favor de la institución evidenciando un gremio mezquino que actúa con antipatía hacia los colegas, sólo por quedar bien con lo s directivos negreros sin control estatal. Las condiciones laborales y Los salarios de los docentes privados deberían ser los mismos que los públicos. Hay mucha diferencia en calidad de vida de un sector a otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *